Aunque nacido en La Habana, Adalberto Álvarez es hijo genuino de Camagüey. Inscripto en la Ciudad de los Tinajones, según sus propias palabras va con frecuencia a la añeja ciudad.

“Allí, precisa, tengo un rincón, que es mi casa, mi habitación, las costumbres”. Adalberto regresaba una y otra vez a ver a su padre Nené, quien dirigiera Los soneros de Camacho, agrupación de la que también formó parte cuando se llamaba Avance Juvenil.

Creador de Son 14 y de la orquesta Adalberto Álvarez y su Son, entre sus números antológicos está Y qué tú quieres que te den. Cultivador de este género bailable, es muy conocido como El caballero del Son.

A partir de la idea original de Adalberto, se celebra en Camagüey la Fiesta del Tinajón, para promocionar ante el mundo los valores culturales, históricos y las tradiciones de la antigua Villa de Santa María del Puerto del Príncipe, de la cual es Hijo Ilustre.

Adalberto habla de su mamá

“Rosa Sayas, dijo Adalberto, tocaba el piano de oído. Era una mujer tan luchadora que después de tener ya casi más de 50 años empezó a estudiar música y entró en el coro profesional de Camagüey”.

Pero una de las cosas más importantes, aparte de ser su consejera espiritual en la vida, era quien censuraba sus canciones. Todas las consultaba con ella.

Recuerda que cuando tenía el proyecto de Son 14, y había escrito en una libreta como 6 nombres, ella dijo: “ese es, ese nombre pega”.

Expresa Adalberto que cuando fue a hacer el primer disco de Son 14, con su hermano Frank Fernández que fue el productor, empezaron en su casa con la gente del Conjunto Rumbabana a tocar todos los temas que iban a ese disco, y cuando cantó A Bayamo en coche, su  madre dijo ese es el que se va a pegar. Y así fue.